sábado, 2 de junio de 2012

Canon 5D Mark III (1)

Termina de salir al mercado hace unos pocos meses y yo me estoy preguntando ¿qué tiene que ofrecer de nuevo esta MarkIII para nuestro trabajo? Recapacitémos para poder seguir avanzando...

La 5D Clásica fué una revolución al convertirse en la primera cámara digital, realmente asequible, muy  útil para fotografiar la arquitectura, tanto por su numero de Mp (13), como por la cantidad mínima de ruido de su sensor y su alta capacidad tonal (tratamiento de la imagen a 12 bits) con valores cercanos ya  a los de la película...

La ceguera de su sensor, por su incapacidad de ver mas de 40 pares de lineas por milímetro, pese a tratarse de un defecto, podíamos usarlo en nuestro beneficio al poder montar ópticas realmente económicas y de baja calidad,  obteniendo resultados similares a los de las grandes marcas comerciales y famosas por su altísima calidad.
Primera experiencia, en la que se demostró que el famosisímo objetivo Leica 21, no superaba en nada al Canon 24. Tanto su tratamiento antireflectante, como su resolución, montados ambos en una 5D Clásica, eran muy similares. La "ceguera" del sensor de la 5D Clásica era evidente y, por ello, nos permite utilizar ópticas de baja calidad, con similares resultados a una de primerisima línea

Nuestras investigaciones en este campo nos ahorraron mucho dinero en "ópticas digitales" (de supuesta calidad) en favor de ópticas analógicas de mucha mayor resolución que saturaban sobradamente el sensor en cuanto a resolución (y por lo tanto entregaban superior calidad) y nos preparaban el equipo de trabajo para las nuevas cámaras mas avanzadas y con mas necesidades resolutivas que podrían llegar posteriormente, como así sucedió con la MarkII (aprox. 80 pares de líneas por milímetro)

Uno de los momentos del proceso de adaptación de una óptica analógica a una Canon EOS http://latecnicafotografica.blogspot.com.es/2007/12/adaptar-optica-pentax-una-canon-eos.html

Todos aquellos que compraron ópticas digitales modernas, con las siguientes versiones de ésta cámara, han tenido que sustituirlas por versiones actuales de superior calidad (y altísimo precio). Naturalmente todas aquellas analógicas adaptadas que habíamos estudiado (y seguimos haciendo) se han disparado en precio y en dificultad de localización , ya que hasta el momento siguen sarturando sobradamente en resolución los sensores de los modelos mas modernos. Incluso se da el caso habitual, de saturar sobradamente de forma comparativa con las "joyas ópticas actuales", superándolas casi en todos los terrenos contando con el tratamiento posterior de la imagen con el ordenador (eliminación de aberraciónes cromáticas y corrección de las distorsiónes geométricas).

Comparativa real del ángulo de una imagen realizada con un modernísimo Canon 17TS-E y un analógico  adaptado Pentax 20,  con casi treinta años a sus espaldas. Se han realizado correccciones de las aberraciones cromáticas en el Pentax; en el Canon no fueron necesarias. Se demuestra una superior calidad final para el Pentax

Curso de fotografía de arquitectura e interiorismo



Es importante reseñar, los tremendos avances en cuanto a concepto y calidad final que llegamos a adquirir experimentando en este campo. En ningún tratado profesional parecían contar  con que  la imagen digital ha de ser procesada y, por lo tanto, manipulada pudiendo eliminar muchos de los defectos y potenciando sus virtudes. El concepto de calidad de una óptica en la actualidad,  en mi opinión, ha quedado completamente superado,  limitándose casi exclusivamente , a su resolución máxima...

Compartiva entre la corrección de perspectiva realizada con la óptica  Tift o con el software. De casualidad, en medio del trabajo,  descubrimos que no existen diferencias apreciables.

Por extensión de los nuevos conceptos adquiridos en cuanto a la calidad de una óptica en digital, empezamos a investigar si también con la óptica específica para la arquitectura, podríamos llegar a la misma conclusión,  en trabajos especializados tras el procesado.
Así sucedió y aplicamos profesionalmente de forma inmediata nuestras experiencias con resultados, en mi opinión, esplendidos.

Una de las experiencias con óptica analógica adaptada  Pentax A 20 2,8 y corrección de perspectiva con software en una Canon 5D Mark II. Fué un encargo de Telemadrid para uno de sus programas "Postales de Madrid para el siglo XXI" y la calidad de los sistemas  y ópticas adaptadas descubiertas son tan enormes, que se aplicaron con fantásticos resultados,  difíciles (por no decir imposibles) de conseguir con los sistemas y ópticas al uso (incluidas las más modernas desplazables). En éste y otros trabajos reales,  quedo patente la muy superior calidad del resultado de nuestras experiencias ... Desde entonces, cuando deseamos la máxima calidad, trabajamos con los sistemas ideados mencionados en estas paginas; cuando se desea comodidad o rapidez, con los sistemas clásicos para la arquitectura...

Una de las mezclas más "explosivas" que conozco para la arquitectura:  el PentaxA  20 2,8 / Pentax zoom 20-35mm, montados en una Canon 5D MarkII

Canon 24 TS-EII, Pentax 24  F:2 y Pentax FA zoom 20-34, tres "monstruos" para la imagen de arquitectura de calidad. Las Canon EOS se lo "tragan" casi todo sin ningún problema



Uno de los graves problemas de las camaras digitales para trabajar la arquitectura, es la limpieza del sensor. En los ambientes donde nos movemos (obras),  son absolutamente polvorientos y, además, trabajamos siempre con diafragmas muy cerrados. Resulta muy difícil no tener que cambiar de óptica cada pocos minutos como consecuencia de la no existencia de ópticas zoom desplazables (a ver si Canon toma la idea...). Esto hace necesaria la limpieza continua de nuestro sensor ya que la 5D no disponía de ningun sistema autónomo de limpieza por vibración (tampoco la version Mark II soluciona nuestro problema al no ser demasiado efectivo en nuestros sucísimos ambientes de trabajo y máxime al trabajar con diafragmas muy cerrados).

Sistema de limpieza no abrasivo  para cámaras digitales. Es una solución ideal para poder trabajar la arquitectura con comodidad.


Investigamos las posibilidades de ideación  de algún sistema que no fuera abrasivo para el delicado sensor y su filtro delantero (he visto muchos absolutamente rayados por las limpiezas). La solución no fue otra, que un sistema por aspiración, fácilmente fabricáble por el usario, que hace viable el trabajar en ambientes muy sucios y  polvorientos, cambiando cuantas veces fueran necesarias las ópticas de nuestra digital. A partir de ese momento ya tuvimos la certeza que la Canon 5D y posteriores,  podría ser utilizada para la fotografia profesional de arquitectura, sin limitar gravemente la creatividad y posibilidades técnicas del fotógrafo. Aunque pudiera parecer exagerado,  para mi,  ésto fué lo definitivo para poder utilizar masivamente esta cámara para la arquitectura. 

Esta solución se ha utilizado en todas sus versiones, con resultados muy buenos... ¿Será también necesario para trabajar profesionalmente la arquitectura con la MarkIII?


La 5D Mark II avanzó en Mp (21) y tratamiento de la imagen en la cámara a  14 bits.  Aunque sin un gran avance en la disminución del ruido, logra unas imágenes muy nítidas como consecuencia de un tratamiento a base de "efecto de borde" (acutáncia, en la nomenclatura clásica) que han sido realmente efectivas. La resolución de su nuevo sensor, requiere ópticas de calidad , en teoría, con un mínimo de 80 pares de lineas por milímetro (no lo cumplen muchas de las ópticas fabricadas actualmente).

La acutancia ("efecto de borde" calificado en algunos lugares) es la característica fundamental del sensor (o del procesado) de la Mark II. Es una argucia sumamente inteligente por parte de Canon, para lograr más definición de la teoricamente posible con 70/80 pares de líneas por milímetro. Con ella, es posible el uso de ópticas con menos calidad de las teoricamente necesarias. Este efecto, fué interpretados por algunos como un defecto de la cámara ya que en algunas circunstancias nocturnas duplicaba con un punto negro, las pequeñas luces de iluminación. Con los siguientes controladores de la cámara se eliminó este "defecto", aunque, en mi opinión,  desaparecía en gran parte su mejor característica. Naturalmente,  yo no lo he renovado y sigo con la versión original 1.0.6, que potencia tremendamente este efecto...
Comaparativa entre 5D Clásica y la Mark II en la que se comprueba la considerable ganancia de definición de la MarkII principalmente por la acutancia conseguida. Naturalmente también presenta mayor resolución, aunque con un similar rango dinámico y similar ruido a bajos ISO

Con la Canon 5D Mark II descubrimos que, pese a tratarse de un sensor con excesivos Mp innecesarios para la arquitectura editorial, se había ganado mucha definición a igualdad de tamaño gracias a la genialidad de Canon con la incorporación del efecto de acutancia en sus imágenes. y por ello marcar diferencias efectivas a igualdad de tamaños con la 5D Clásica.  Su sensor, no solo es capaz de sacar partido a nuestras ópticas de alta resolución analógicas  sino que, además, lo aparenta en tamaños mínimos; aquí ya no vale cualquier "culo de vaso" como sucedía con la 5D Clásica...

Detalle de dos impresiones en papel como pruebas de impresión en offset. Pese a tratarse de impresiones a tamaño pequeño, es evidente la mejora de la MarkII gracias a la acutancia que produce su sensor (o el procesado ). Simplemente por el solo aumento de los megapixels (de 13 a 21 de la G5 a lña MarkII) , no existirían diferencias apreciables para la vista,  a este tamaño...


Por ello, también descubrimos que la curvatura de campo de las ópticas, utilizada en nuestro beneficio por la posibilidad del enfoque lateral (en distancias cortas) y tres cuartos (en distancias largas) gracias a la visión directa digital (pantalla de alta resolución), aumentaba considerablemente la resolución de cualquier óptica de alta o baja calidad. Trabajar con una Mark II se empezaba a asemejar mucho a las posibilidades que teníamos con una cámara técnica.

Diferencia de resolución entre el enfoque lateral y el central, evidentísimo en una Mark II, en un modernísimo Canon 24 TS-E II. "Cliquear" aquí,  para conseguir ampliación 100%

El avance en cuanto a la sensibilidad ISO a la que poder trabajar  con calidad,  poca importancia presenta para la arquitectura ya que suele trabajarse a su mínimos ISO. Pero no puedo negar que los problemas que últimamente se dan en algunas ciudades en cuanto a la utilización de trípodes en vías urbanas españolas, aconseja estudiar atentamente esta característica para poder trabajar sin él (o solo con un simple monopié) si las circunstancias, o el meticuloso polícia de turno,  lo aconsejan.


Curso de fotografía de arquitectura e interiorismo



2 comentarios:

  1. Pues en la Mark III el fenómeno de la acutancia está más acusado por lo que he podido ver que en la Mark II.

    Tengo ganar de poder probar una Nikon D 800 y que la pruebes tu también por curiosidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naturalmente, Canon lo ha hecho bien, supesta esa mejora que mencionas (no creo que sea tanta con mi cámara trabajada sin renovar el firmware).

      Lo de la NIkon no tengo idea. Yo trabajo con Canon que, de momento, me va de pelicula... A ver si lo estudiamos juntos

      saludos

      Eliminar





Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.